RAYO CANTABRIA

El Rayo Cantabria sonríe con un trabajado triunfo frente al Marino de Luanco (2-0)

Los filiales Bustillo y Jeremy hicieron los goles de la victoria en su regreso a Bezana

El Rayo Cantabria vuelve a sonreír con un trabajo triunfo frente al Club Marino de Luanco en su regreso al Municipal de Bezana gracias a las dianas de Marcos Bustillo y Jeremy (2-0). Tres puntos para dejar atrás la derrota sufrida en el Ruta de la Plata y colocar 25 puntos en su casillero en 14 jornadas del Grupo I de Segunda Federación. Y para rematar el partido, con portería a cero. Álvaro Jiménez, con paradas de mérito, logró echar el candado a su portería. Los de Ezequiel Loza, además, se consolidan en la cuarta plaza que da acceso a los puestos de play off de ascenso a Primera Federación. 

El encuentro no pudo arrancar mejor para los locales. Jeremy era derribado dentro del área y el colegiado Oliveira Dios no dudaba en señalar la pena máxima. Bustillo, con confianza, agarró el balón y transformó el 1-0 desde los once metros. De cara para los cántabros. Tras una falta botada por Neco Celorio, llegó un nuevo aviso del Rayo. Izan Yurrieta cazó el rechace, pero su disparo se marchó fuera por poco. Cerca de la media hora de juego, los de Sergio Sánchez inquietaron la portería de Álvaro Jiménez con un remate de cabeza de Traoré, que se marchó desviado. Al término del primer tiempo, David Grande tuvo el empate pero una gran actuación del guardameta racinguista evitó las tablas. 

El partido no iba a cambiar el guion del primer tiempo, porque en el 53 se produjo la expulsión de Nacho Matador. Dos minutos bastaron para que los luanquines se quedasen con 10. De nuevo, en el 66, Álvaro Jiménez evitó la igualada en un mano a mano con el visitante Iván Elena que, tras un pase filtrado de Alberto Lora, se plantó solo frente al arquero del Rayo. En las filas verdiblancas, la primera sustitución fue la de Izan por Santamaría. Más pólvora arriba. En el 71, Jorrín colgó un centro desde la derecha que llegó al 19’, que remató al travesaño. Pero, Jeremy en el área pequeña aprovechó el rechace para marcar. 2-0 en Bezana. Los asturianos no se vinieron abajo y en el 79 nuevamente Iván Elena pudo recortar distancias en el luminoso con un remate de cabeza que terminó golpeando el larguero. El Rayo se mantuvo sólido y no dio opción a que el Marino de Luanco pusiera en peligro su victoria. 

Madurez 

El entrenador verdiblanco, Ezequiel Loza, destacó de su equipo "la madurez y el saber trabajar" y explicó que fue un partido "muy disputado. Empezamos muy bien con la jugada del penalti a favor de Jeremy que convirtió Bustillo en el 1-0 pero el Marino nos apretó mucho en la primera parte. No éramos capaces de quitarnos su presión y teníamos pérdidas que nos hacían tener que replegar mucho. En el descanso ajustamos esas cosas y salimos mejor, a partir de su expulsión controlamos totalmente el partido, hicimos el 2-0 y jugamos más tranquilos y con la posibilidad de haber hecho el tercer gol. El Marino de Luanco nos lo ha puesto muy difícil, es un equipo que me ha gustado mucho".  

FICHA TÉCNICA

Rayo Cantabria: Álvaro Jiménez, Jorrín, Entrecanales, Izan (Santamaría, 67), Diego Campo (Samu Calera, 90), Dani González, Neco Celorio (Diego F, 81), Bustillo, Gomeza, Isaac Obeng y Jeremy (Juan Casar, 90).

Club Marino de Luanco: Dennis D, Aspra, Traore, Nacho Matador, Diego Díaz (Abraham, 69), David Grande, Lora, Pinin, Iván Elena, Adolfo y César.

Árbitro: Miguel Oliveira Dios (gallego). Amonestó al filial Diego Campo y expulsó al visitante Nacho Matador.

Goles: 1-0. Minuto 4. Marcos Bustillo; 2-0. Minuto 71. Jeremy.

Incidencias: decimocuarta jornada del Grupo I de Segunda Federación. Municipal de Bezana. 450 espectadores.